El caballo que no se toca del Decathlon

Hoy me pasé por el Decathlon. Sí, la tienda de deportes. O el txiki-park, según se mire. Porque cuando hace mal tiempo eso es peor que los centros comerciales. Todo lleno de niños, y encima con un montón de pelotas, patines, etc, para entretenerse. Lo que te digo, el chiqui-park, y encima gratis. Pues eso, hoy me pasé por el Decathlon, y andando por el pasillo central me encuentro con lo siguiente:

Un pedazo de caballo tamaño natural (no te se decir la raza) pero con un pedazo de cartel en el culo que pone «NO TOCAR». Bueno, lo primero que si vas mirando el caballo por delante, entre que le echas un vistazo, te subes, lo toqueteas y tal, y hasta que llegas al cartel de detrás… pues eso… que ya lo has requetemanoseado antes de enterarte de que no se puede tocar. Que si no quieres que se toque le pones un cartel por delante y otro por detrás, o le pones un valla, no lo dejas en medio del pasillo.

Leer másEl caballo que no se toca del Decathlon

Chiste de la mujer y el caballo

Un hombre estaba sentado tranquilo, leyendo el periódico, cuando su mujer, furiosa, llega de la cocina y le salpica una hostia con una sartén que casi le revienta la cabeza.

– ¡Por Dios! ¿Pero, qué coño te pasa?

– ¡¡¡Es por el papelito que encontré en el bolsillo de tu pantalón, cabrón, con el nombre de «Marylou» y un número!!!

Leer másChiste de la mujer y el caballo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies