Chiste – Lepero 91

Un lepero se apuesta con unos amigos que su Mercedes es capaz de ir a Barcelona en dos horas. Los amigos aceptan la apuesta y en las dos horas prometidas, el lepero llama desde Barcelona y dice que va para allí de vuelta. Pero pasan los días, las semanas y los meses y no aparece. Tras tres meses aparece y los amigos le preguntan:
– ¿Por qué has tardado tanto?
– A ver si os creéis que mi coche corre igual «palante que patrás».

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies